29 octubre 2005

23 octubre 2005

una historia puñe

H, G y L están recostados sobre la serpiente. H comienza a molestar a G y G molesta a H, por alguna razón del destino mencionan algo del "gallito inglés", "¿Qué es el gallito inglés? "-pregunta L--- H y G comienzan a reirse y le dicen que lo busque en internet. L piensa que sólo le estan tomando el pelo y que no buscara en internet aunque les había dicho que lo haría. Al día siguiente L le pregunta a F "¿Qué es el gallito ingles?", y todos comienzan a burlarse de L ignorante "¿No sabes lo qué es el gallito ingles?", Risas y más risas. "Búscalo en la red" le recomendaron sus amigos. Esa noche L entra a google y pone GALLITO INGLéS, inmediatamente le aparecen algunas páginas de Zurdok, otra de la página de los cuentos y una más que pertenece a un blog http://guarroclub.blogspot.com al que le debo el estar en el camino de la luz ¡YA SÉ LO QUE ES EL GALLITO INGLES! Visitenla esta pocamadre

21 octubre 2005

hipocondriaca

he padecido leucemia, cirrosis, cáncer de mama, algun tumor cerebral, cirrosis, tetanos y rabia (gracias Obi), neumonia, cirrosis, incluso una solitaria (de otra especie distinta a la mia) habitó en mi estómago, en fin quizás al final muera de algo absurdo y aburrido: por huevona y no hacer otra cosa más que pasarmela pensando en eso que no ha sucedido y que tal vez no suceda pero que tal vez algun dia pase, que aburrido, mmm, aún así uno nunca sabe...

20 octubre 2005

MUERTE (Dicen que así es la vida)



No recuerdo cuando fue la primera vez que me entere que existia algo llamado muerte. Quizás mi primer acercamiento fue por medio de las caricaturas y de ahi pude inferir que era algo aterrador ¿Por qué? Quién sabe, el chiste es que ese algo sólo podías desearselo a Skeletor y sobre todas las cosas a Heydi. Cuando iba en la primaria -época en la que según yo, el universo, dios y toda la humanidad estaban en mi contra- pensé en darle un susto a mi mamá haciéndole creer que me había metido un chingo de pastillas y aparecer tirada en la sala de mi casa... eso nunca paso, me hubieran cagado mil veces y después de todo no era para tanto. Fue hasta la prepa que pensé en suicidarme. Ideaba el suicidio perfecto, sin dolor y que fuera lo más rápido posible. Nunca llegue a encontrar la forma adecuada. Tenía miedo.

Despúes de eso la muerte se me presento de forma verdusca y dolorosa - mi abuelita (del lado paterno) había muerto de cáncer-. Cuando vi a mi papá me puse a chillonear y él me pregunto "¿Por qué lloras?", Una muy buena pregunta que no supe contestar.

Cuando iba en sexto de prepa teniamos que hacer un experimento de psicología con un hamster, mismo que me presto mi amiga Sylvia y mismo que ya estaba muerto cuando llegué a mi casa. El pobrecillo estaba muy pesado y los ojillos negros abiertos. Nunca había tenido la muerte de un ser vivo en mis manos.
Fue terrible.

Hace 2 años la única abuelita que me quedaba se murió de un infarto que literalmente le partió el corazón. Fue distinto pero no fue menos doloroso que el anterior.

19 octubre 2005

HOY NO TENGO GANAS DE ESCRIBIR

estoy lo suficientemente cansada para:
  • no intentar razonar
  • no enojarme
  • no pensar en ti
  • no ser sincera
  • no morirme
  • no odiar

Tal vez para escribir no este lo suficientemente cansada, aún asi no hay mucho que decir.

08 octubre 2005

Despertares



...un café, un amor, un revólver... qué más da. Un día más.

07 octubre 2005

Cursilerías

AFIRMACIÓN: Lo único que puedo ofrecerte por el momento es mi poesía inexperta, mediocre y tal vez no tan sentida, lo más cercano a esta poesía eres tú.

Un olvido, un abrazo, nuestra aventura y un par de besos en el rostro, sin tocar los labios, nuestros sexos juntos y tu aliento a chabacano recién mordido.

Escribir acerca de lo que nos pasa, de lo qué queremos que nos pase. Contradicción. En mi pasado pensaba en ti: la imposibilidad, trincheras adornadas de palabras fértiles ¿existen cosas imposibles?, en mi futuro no estás. Sueños a corto plazo… ojos negros, labios delgados ¿Fluir sin un fin?

Deseo escribir tu nombre en esta hoja manchada de mi ego enlodado por ella, deseo mirarme en tus ojos y que tu te mires en los míos. Encontrarnos.
Conclusión: Existen cosas imposibles.

05 octubre 2005

El beso

Nadie te había besado así. Te inundaba un dolor de infinito placer. Gemías. Sentías la carne empapada y bendecida por su piel, suave y fría. Cuando te soltó no lo pudiste soportar. Miedo. Caíste sobre el ardiente lecho de sepia y ella arrastrándose continuó su arenoso camino.

04 octubre 2005

Betzy

La vio en el centro. Su piel era blanca en demasía e iba vestida de rosa y morado. Precavido se le acercó, más la escrutaba morbosamente. Ella no mostraba incomodidad ante el escudriñamiento minucioso de Mariano, es más ni siquiera percibió su existencia. Sin embargo él no se puso triste, al contrario eso significaba que no era una chica fácil.

Al día siguiente fue al mismo lugar esperando encontrarla, pero no tuvo éxito. Sin saber qué hacer caminó por las calles del centro, pensando en no preocuparse, aunque tuviera que buscarla toda la vida la conseguiría. Una gran sonrisa y un silbido cursi lo acompañaron en su búsqueda.

Pasó el tiempo y Mariano ya no silbaba. Amigos y familiares no sabían qué hacer con el pobre muchacho. No hablaba y se la pasaba vagando por las calles del centro, obsesionado con encontrarla. Sin embargo la mala suerte era parte de su destino. Triste y cansado resolvió ir a casa y salir con alguna de sus novias pasadas. De esa forma ya no pensaría en ella.

Listo y engalanado se acordó de los buenos momentos que había tenido con Priscila pero no recordaba dónde hallarla. Tal vez en algún cajón estaría… subió, la buscó y la encontró. Hermosa como siempre solo faltaba que la inflaran.

02 octubre 2005

Ansiedad

Azotas tu cabeza contra las paredes de la habitación. Corres y pateas cualquier cosa interpuesta en tu camino. Lo que sea para quitar la ansiedad. Azotas, corres, pateas. Azotas, corres, pateas. Ansías quitar el ansia. Azotas, corres, pateas. Azotas, corres, pateas. Ansías quitar el ansia. Reventarás y tu pensamiento cotidiano se hará realidad. No, no puedes morir sin haberte fumado un último cigarrillo. Pero es inevitable, los cabellos están en la mano y los dientes en las uñas. Presurosa caminas directamente hacia la mochila, sacas el pequeño cuchillo y lo introduces en tu boca. La sangre brota. El rostro magullado y adolorido. Una sesión más de masoquismo cibernético.