02 octubre 2011

Coppelius

Hoffmann transfigura la leyenda del hombre que noche a noche visita los lechos de los durmientes echando polvo mágico en sus ojos para hacerlos soñar, en la pesadilla de un niño acosado por el terrible Coppelius, Der Sandmann o El hombre de arena, quien en otras versiones del mito es un malvado ser que arranca los ojos de la gente dormida para dárselos de comer a sus crías. Magnífica adaptación del cuento romántico publicado en 1817.


No hay comentarios.: