10 noviembre 2005

Simplificación

Entrelazamos nuestros cuerpos con nuestras piernas y me abrazaste. Yo temblaba. Después de un largo silencio pronuncie palabra sin sentido y me besaste. Entré en el torbellino de la vulnerabilidad hasta que ya no pude más y vomite, vomite y vomite. He permanecido en el vacío, en la inexpresividad de mis palabras, me violente sólo para alejarme de ti. Hoy me reí cruentamente de tu pasividad, de ti. Creo que tal vez te quise.


Erótica 16
Victor Flores Olea

2 comentarios:

JUMIL dijo...

Ya te extrañaba humedea; lo cruento de tu texto es que puede describir algunas (un muchas ) relaciones, que comienzan con miedo y terminan con vomito.

¿Fin del discurso romántico?

me espanta pensar que "soñe que le ponias destinatario"

sabes que te quiero

Sin reproducción dijo...

creer da paso a la duda... no tengas miedo, afírmalo!